martes, 2 de noviembre de 2010

Los Trabajadores de Muebles Fino Bueno de Tijuana

Los Trabajadores de Muebles Fino Bueno de Tijuana

Daniel Terrones

El pasado sábado 30 de octubre de 2010 algunos miembros del Kolectivo Zyrko Nómada de Kombate tuvimos la oportunidad de asistir a una reunión de trabajo de los trabajadores de Muebles fino bueno llevado a cabo en la Casa de la Cultura Obrera de Tijuana. Ahí conocimos su historia, problemática, motivos y formas de lucha. La discusión sobre las consecuencias de una denuncia penal hecha a los dueños de la empresa y la Junta Local de Conciliación y Arbitraje los había congregado ahí. Resultó tres años atrás, los dueños de la empresa descansaron dos semanas a sus empleados, alegando falta de estabilidad económica y con necesidad de ese tiempo para obtenerla. Las semanas de descanso serian pagadas. Una del fondo de vacaciones y otra por parte de la propia empresa. Pasado ese lapso se presentó ante los trabajadores el sindicato Guadalupe Victoria enviado por la C.R.O.C quien impone a los trabajadores a una huelga que duró un año y dos meses. La empresa cerraría y el sindicato, afirmó, ayudaría a los trabajadores a obtener la indemnización que por ley les correspondía. Nada de eso ocurrió. De un apoyo aparentemente incondicional, el sindicato empezó a desarmar la huelga que ella misma había creado. Dejó de apoyar económicamente, quitó de las guardias a los trabajadores para poner gente propia y finalmente negó el acceso de estos a la empresa. En tanto la gente fue desertando, renunciando a la lucha por las apremiantes necesidades económicas. Finalmente, a espaldas de los trabajadores el sindicato firmó el fin de la huelga con la empresa, negociando un pago de indemnizaciones de tan sólo el 30% al que correspondía por ley. De uno 1200 empleados, estábamos reunidos con unos 20 trabajadores de los que habían decidido continuar con la lucha, a través de otros recursos, la demanda penal, por ejemplo. Planeaban realizar una movilización hacia el ministerio público, a donde se suponía irían a declarar los representantes de la empresa, para hacer algún tipo de presión, buscando además la presencia de alguna prensa. Los miembros del colectivo nos comprometimos a acompañarlos. A su vez nosotros les hicimos un breve recuento de la violencia en Ciudad Juárez advirtiéndoles que lo que sucedía ahí podía pasar en una ciudad como Tijuana, población fronteriza y con una dinámica parecida a la nuestra. Recogimos testimonios de dos de los trabajadores, Cesar Alguero y Everardo Carrión quienes nos compartieron su experiencia personal durante los acontecimientos, lo que nos ayudó a comprender mejor el desarrollo de su lucha. Mandaron un mensaje a la gente de Ciudad Juarez, pudiendo nosotros grabar su testimonio.

No hay comentarios:

Seguidores